Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Kirguistán: las familias recuerdan a sus seres queridos desaparecidos en Osh

Luego de cinco años, las familias aún tratan de descubrir qué sucedió con sus seres queridos.

 

Flores depositadas en el monumento durante la ceremonia
© CICR / Zoryana Verbych


El 27 de octubre de 2015, representantes de 21 familias se reunieron en el monumento erigido en Osh para recordar a personas que están desaparecidas desde la violencia comunal en junio de 2010.

Inmediatamente después de los disturbios, el CICR registró 72 casos de personas desaparecidas. Algunas familias han logrado encontrar a sus seres queridos, pero también participaron en la ceremonia, para demostrar su apoyo a quienes todavía viven con esta incertidumbre.

 

En plegaria por las personas fallecidas o desaparecidas en junio de 2010
© CICR / Zoryana Verbych

En reconociendo de la pérdida que sufren las familias, el año pasado las autoridades kirguisas erigieron un monumento en Osh –conocido como la “cuna”– donde pueden reunirse y compartir su dolor.


Osh: el nuevo monumento dedicado a las personas desaparecidas
© CICR / Zoryana Verbych

La ceremonia contó con el apoyo del CICR y la oficina del alcalde de Osh. Al finalizar los breves discursos de los funcionarios y los familiares, los participantes rezaron juntos una oración.

 

El alcalde adjunto y el jefe de la oficina del CICR en Osh encabezaron la procesión
© CICR / Zoryana Verbych


Una pariente de una persona desaparecida se dirige a los participantes
© CICR / Zoryana Verbych

Se dispusieron flores en el monumento, para recordar a los participantes y los transeúntes que el dolor de una desaparición no se desvanece con el tiempo.

El señor Ergeshov, alcalde adjunto de Osh, destacó la preocupación de las autoridades para consolidar la paz y evitar este tipo de situaciones en el futuro. El señor Abdymomun Umarov, jefe de la oficina del CICR en Osh, dijo que el CICR trabaja en el tema de desapariciones en más de 70 países en todo el mundo, y sabe que las familias nunca olvidan el dolor. Portavoces de dos familias mostraron que los reproches y la ira de los primeros días han dado paso a sentimientos de más compasión y un compromiso para prevenir la violencia comunal en el futuro.

 

Tristeza y lágrimas en los rostros de los familiares
© CICR / Zoryana Verbych

Los familiares, que han llegado a conocerse con el paso de los años, compartieron una comida de camaradería después de la ceremonia. Agradecieron al CICR por recordarlos y organizar eventos como esta conmemoración.


¿Está usted buscando a un familiar?