Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Francia e Italia: la Cruz Roja ayuda a los migrantes a restablecer el contacto con sus familiares

La Cruz Roja Francesa y la Cruz Roja Italiana emprendieron recientemente, con el apoyo del CICR, una operación transfronteriza para ayudar a los migrantes a restablecer el contacto con sus familiares.


El personal de la Cruz Roja Italiana, al igual que el de su homóloga francesa, ofrece a los migrantes la posibilidad de llamar por teléfono a los familiares en su país, de los que muchos han estado sin noticias durante semanas o meses
© Cruz Roja Italiana Cruz Roja Italiana

 En los últimos meses, un número sin precedente de migrantes y refugiados de Eritrea, Nigeria, Palestina, Siria y de otros lugares ha llegado a Italia y a otros países del sur de Europa. En 2014, las autoridades italianas registraron los datos de 171.011 migrantes y, en los primeros cinco meses de 2015, los de 52.761 migrantes.

Muchos migrantes han hecho peligrosas travesías del Mediterráneo para huir de la violencia y los conflictos en su país de origen. En el viaje algunos han vivido el horror de ver a seres queridos ahogarse o quedar abandonados en medio del mar.

La configuración geográfica de Italia, con el sistema alpino que forma su frontera al norte, noroeste y noreste, significa que los migrantes tienen muy pocas vías de acceso a otros países del continente europeo a los que quisieran trasladarse. Por consiguiente, cientos están inmovilizados en una "tierra de nadie" en la frontera ítalo-francesa en espera de poder cruzarla.


Los migrantes esperan en un campamento improvisado
© Cruz Roja Francesa

Además de proporcionarles alimentos, alojamiento provisional y asistencia médica, la Cruz Roja Italiana y la Cruz Roja Francesa, con el apoyo del CICR, ayudan a los migrantes a restablecer el contacto con sus familiares.

La primera operación transfronteriza que emprendieron las dos Sociedades Nacionales para restablecer el contacto entre familiares fue en la ciudad de Ventimiglia (Italia) en junio y julio de 2015.

Posteriormente, la Cruz Roja Italiana y la Cruz Roja Francesa abrieron dos puestos para el Restablecimiento del contacto entre familiares, uno en una estación ferroviaria y otro en la frontera, respectivamente. Las personas pueden comunicarse con sus parientes sin costo alguno, por teléfono móvil, correo electrónico, Facebook y otros medios sociales. Asimismo, pueden enviar mensajes de Cruz Roja y registrar los datos de familiares desaparecidos.


Un migrante en un puesto de ayuda de la Cruz Roja Italiana habla con su familia, mientras que otros esperan su turno.
© Cruz Roja Francesa

Algunos migrantes llevan meses sin noticias de sus familiares en el respectivo país de origen, y han podido hacer más de 300 llamadas.


El rostro de un migrante se ilumina al escuchar la voz de uno de sus familiares
© Cruz Roja Francesa


Dos migrantes llaman a casa utilizando los teléfonos puestos a disposición por la Cruz Roja Francesa.
© Cruz Roja Francesa



En medio del ruido y del ir y venir en el puesto de
ayuda de la Cruz Roja Francesa, una mujer se
esfuerza por escuchar la voz de un pariente en
un país remoto.

© Cruz Roja Francesa

 

 

 

Durante la operación conjunta, se registraron los datos de tres niños de Eritrea y Etiopía, como menores no acompañados.

Dado que la crisis migratoria perdura, se preparan futuras operaciones conjuntas. La Cruz Roja Italiana tiene la intención de elaborar planes de restablecimiento del contacto entre familiares con la Cruz Roja Austríaca y la Cruz Roja Suiza. Entre tanto, la Cruz Roja Italiana sigue ayudando a 300 o 400 migrantes al día y ofrece servicios de restablecimiento del contacto un día por semana, durante el cual los migrantes pueden hacer entre 40 y 50 llamadas.


Extendemos aquí un especial agradecimiento a la Cruz Roja Francesa y a la Cruz Roja Italiana por habernos suministrado el material para este articulo.









¿Está usted buscando a un familiar?